Penetración vaginal

 

Esta web está dirigida principalmente a hombres gays, ya que los pocos estudios disponibles sugieren que los comportamientos de riesgo en relación con sexo y drogas son más frecuentes que en otros colectivos. Pero no hay motivos para pensar que se trate de un fenómeno exclusivo de este grupo. Las personas bisexuales, transexuales y heterosexuales también consumen drogas en relación con el sexo y están expuestos a riesgos similares. Muchos de los contenidos de esta web son aplicables también para ellos.

La vagina puede estimularse con los dedos, lengua, pene o juguetes sexuales. Para la mayoría de las mujeres la estimulación del clítoris (un punto situado en la unión de los labios menores de la vagina, justo encima de la uretra) es particularmente placentera.

Existen posturas y técnicas que permiten una estimulación más adecuada.

En el caso de las relaciones sexuales heterosexuales con penetración vaginal sin protección, existe riesgo de transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual, además de la posibilidad de embarazos no deseados. El uso del preservativo sigue siendo, en la actualidad, la protección más eficaz . Deben ser utilizados con lubricantes con base de agua o silicona. Los lubricantes grasos pueden estropearlos.

El contacto de la boca o la lengua con flujo vaginal implica un riesgo bajo para la transmisión del VIH.  Si la vagina presenta heridas, úlceras o secreción, éstos pueden ser indicativos de otras ITS como sífilis, herpes genital o gonorrea.

En los últimos años, algunos estudios han relacionado el sexo oral sin protección con el cáncer de garganta a través del Virus del Papiloma Humano. Los datos disponibles sugieren que el riesgo real es extremadamente bajo en comparación con otros factores de riesgo conocidos, como el tabaquismo.

Existen otras infecciones de transmisión sexual distintas al VIH que pueden transmitirse por esta práctica. Muchas de ellas (sífilis, gonorrea, clamidias…) pueden diagnosticarse y tratarse de forma eficaz. Es conveniente acudir al médico ante cualquier síntoma (dolor, escozor, manchas, úlceras, secreción, ganglios…)

Las paredes de la vagina son más elásticas a las del ano y el uso de juguetes sexuales suele ser más sencillo. Conviene tener especial cuidado en mujeres con sequedad vaginal o en transexuales sometidas a intervención quirúrgica para crear una vagina. En cualquier caso son de aplicación los consejos de la sección específica sobre juguetes sexuales.

Pin It on Pinterest

Share This