La celebrity de España que mas abiertamente habla sobre este tema, recibe a nuestro Doctor X para compartir opiniones sobre corrección política, sexo y drogas:

 

Doctor X: Tu imagen pública es variopinta, heterogénea y contrasta con esta tendencia a clasificar las cosas en “blancas o negras”. Desde ciertos entornos se te acusa de “facha” por ser tertuliana en un programa de radio y supuestamente admiradora de Esperanza Aguirre ¿Criticar por criticar?

Alaska: Lo has dicho, supuestamente… Cuando lees que alguien dice “yo no soy homosexual” si la persona no lo es tiene derecho a decirlo, no pasa nada. Cuando algo no es verdad hay que contestar, pero yo prefiero no hacerlo. Es decir, ni tengo ciertas amistades, ni tengo ciertas intenciones de voto y no las he tenido nunca pero es mejor no decirlo. Porque entonces parece que te estás metiendo en un debate para justificarlo…y por ahí, ¡no!. Es muy curioso recibir siempre las críticas de un lado. Todavía no he oído (o no me lo dicen, igual las señoras de bien son más educadas) decir: “¿cómo eres amiga de un cerrajero?” o “¿de alguien que vota a Podemos?” Es como que se da por hecho que esa crítica no existe cuando la otra parece que siempre hay que justificarla. Pero estoy encantada con la inclasificabilidad.

DrX: “Incluso la ironía tuvo que acabar” se dice en una de las canciones de vuestro último disco.¿Se entenderían hoy letras como “me arrastraré, suplicaré un hombre de verdad”? o ¿”rendirse no es perder cuando lo sufre una mujer”? ¿Sería posible una canción que mezcla lesbianismo y violencia con menciones a la cosa territorial y el terrorismo como Murciana marrana?

A.: (risas) Ya…y una menor de edad orinando encima de una señora como en la escena con Carmen Maura en “Pepi, Luci y Bom”.¿Podría John Waters hacer cine hoy? Hay un punto complicado en la ironía que no es el humor negro. La ironía es como esa gente que dice ahora “¡Ay!, ¡que guay Camilo Sesto!”, cuando por edad lo conocían y entonces decían “¡Eso es una mierda!”. Han pasado veinte años , sale en Cachitos de hierro y cromo y ”¡que guay!, ¡que divertido!” Eso es ironía.  La ironía a veces encierra un poco una hipocresía que es que no digas abiertamente lo que te gusta. Si te gusta Camilo, te gusta Camilo, si te gusta la Tata Golosa, te gusta y no hay ironía. Otra cosa es el humor negro, el humor salvaje. Supongo que todos tenemos un punto a partir del cual el humor nos agrede y ahí sí que es muy complejo.

DrX: Pero de ahí a hacer “listas” para recomendar en fiestas de pueblos o festivales sobre canciones que no hagan apología de la violencia, del sexismo…¿Cuál es el límite entre la libertad creativa y la ofensa? ¿Entre el humor y la apología?

A.: Ayer lo estaba escuchando y decían que “en cambio han recomendado las de Alaska” y yo he dicho ¡A mí que no me metan en ese lío!. Porque en Como pudiste hacerme esto a mi fue “ella” quien  le dio el golpe a él con el coche. Si llega a ser al ser al revés…

Estaba leyendo que Santi Millán le tocó el culo a Yolanda Ramos y lo pusieron verde. Si le toco yo el culo a Santiago Segura nadie dice nada. Mira,  yo sé cuándo un tío es un gilipollas, que me está mirando y me da ganas de abofetearlo.  Pero también sé cuándo un tío me puede poner las manos encima de las tetas y que no pase nada. Esa es la diferencia. Pero claro, en el texto de una canción no hay intención. Por eso Twitter e Instagram son tan complicados, porque la ironía, el humor, o las miradas no te dicen cuando una persona está siendo un cerdo (o una cerda) y cuando  una persona es graciosa y simpática sin que pase absolutamente nada. Pero en este mundo virtual en el que en lugar de cinco sentidos hay uno o dos como mucho, te pierdes algo por el camino.

DrX: Una foto en vuestro Instagram en la que “los chicos heterosexuales” son los que se encargan de reparar el pinchazo de vuestra furgoneta, desata comentarios sobre “discriminación a los heterosexuales”, “prejuicios tontos sobre los gays” y “homofobia”. ¿Estamos llevando lo políticamente correcto al absurdo?

A.: Hasta el ridículo, porque además estamos hablando de un caso real y concreto. En nuestro caso fueron los chicos heterosexuales los que cambiaron la rueda. . Ni Nacho, ni Rafa, ni yo hicimos nada. Yo podría hacerlo porque soy un poco machirula para eso,  soy la que tiene la caja de herramientas en casa. Incluso hubo algún comentario del tipo “ella debería saber, porque tiene un heterosexual en casa que no hace nada de eso”. Obvio, si hubiera sido con las Nancys a lo mejor el comentario hubiera sido otro pero esto era real, es como si digo que “Las rubias” (Susana Reche y Topacio) han hecho algo. ¡No es por rubias, es porque lo han hecho! Pero sí, lo políticamente correcto está llegando al ridículo.

Y además, aquí hay un problema, si nosotros no fuéramos homosexuales, bisexuales, etc, esto hubiera sido un escándalo. Es evidente que por nuestra parte no tiene ninguna connotación y aun así se monta, pues imagínate que lo diga, por ejemplo, Enrique Bunbury o Sabina (que no sé ni si tienen homosexuales en su grupo). En nuestro caso era un dato empírico, los heterosexuales estaban cambiando la rueda. No tengo la menor duda de que hay homosexuales que cambian estupendamente las ruedas, pero en mi grupo no,¡Punto!. ¡Es así!

Rueda reventada en mitad de La Mancha. Los chicos heterosexuales al rescate. Paisaje total.

A post shared by Fangoria Oficial (@fangoriaoficial) on

DrX: He leído en una entrevista tuya que “Después de las libertades conquistadas lo que nos queda es luchar contra los cliches del mundo gay” ¿Crees que en el “mundo gay” hay más dogmatismo y estereotipos que hace 20 o 30 años?

A.: Creo que ya estaban. Puedo pensar en Nacho viendo una revista gay que si la viéramos ahora no es nada estereotipada pero a él ya sí se lo parecía…claro, nada comparado a lo de ahora. Puedo pensar en aquellas manifestaciones de Barcelona en el 76 o el 77 en la que había una presencia que sigue estando en las manifestaciones, que es un tipo estereotipado como de “colectivo combativo” que no tiene nada que ver con las nada combativas que bailan, que también son otro estereotipo. Si el problema está en que es verdad que hay  estereotipos, pero es que hay un millón ¿Por qué no reflejamos todos los estereotipos? Está muy bien, no pasa nada. Incluso dentro de cada estereotipo hay minorías, pues démos también voz a las minorías  de estereotipos. Pero a veces sólo reflejan, a lo mejor lo que  decía Bruce LaBruce, esa imagen que planea un poco del gay culto, mono y aseado..pues no necesariamente. Por suerte hay de todo en todas partes.

DrX: Precisamente Bruce LaBruce decía hace poco en una entrevista que el “gay ortodoxo se ha vuelto muy conservador y que ahora los extremos y las etiquetas priman sobre la ambigüedad.” ¿Estás de acuerdo?

A.: Es que hay gays muy conservadores igual que hay heterosexuales muy conservadores. Es como cuando se habla de la juventud. ¿qué es la juventud? Es un tío de 18 años que quiere tener un trabajo fijo para comprarse un piso y vivir con su novia. Y también es un tío que no se plantea casarse ni con su novia ni con su novio ni tener un piso y lo que quiere es vivir con amigos y mañana Dios dirá. Y los dos tienen 18 años. Pues lo mismo pasa con el mundo LGTBI. Es la misma postura queer que defiende que el matrimonio gay no es reivindicable porque supone aburguesar. Es que hay homosexuales burgueses porque no tiene que ver con las tendencias sexuales. Incluso, para las personas trans, post trans, pre trans., y eso es muy debatido también, que deciden hacer una transformación hacia un sitio en el que están más cómodas para ser como cualquier señor o cualquier señora y lo quieren es diluirse en la normalidad de la sociedad, y hay personas que deciden hacer una transformación y hacer de ello un acto y siempre manifestar esa diferencia. Las segundas, a veces, atacan las primeras. Cada uno que haga lo que quiera.

Pero yo creo que lo que dice Bruce La Bruce tiene que ver con cosas que se han conseguido y que están muy bien. El hecho de que la homosexualidad no sea solo la del underground, sino que esté presente en todos los estratos de la sociedad implica que se representan todas las fantasías de cada estrato de esa sociedad: económicas, sociales y culturales.

DrX: ¿Y se puede ser gay, de derechas y votar al PP?

A.: Bueno, es que los hay, están en ayuntamientos en concejalías, etc. El problema que ha habido en España,  y es la razón por la cual nunca votaré al PP, es la impugnación de la ley del matrimomio homosexual. Porque fue una impugnación ideológica moral y religiosa. Aquí no hay una derecha laica, que es lo que muchos gays pueden ser. Se puede ser un ejecutivo y creer en determinados movimientos y situaciones económicas que no pasan por la izquierda, ser un conservador a nivel económico pero que no te rijan ni las moralidades burguesas, ni las impuestas por las religiones. En España no hay un partido para esa gente, sigue existiendo esa mezcla entre derecha y cuestión religiosa, no hay otra opción. Por eso es tan difícil pertenecer al libre mercado y no tener donde agarrarte, solo al liberalismo del XVIII y del XIX, no al del XXI.

DrX: Desde este punto de vista no tendría demasiado sentido la representación de “un colectivo gay” como muchas veces se pretende…

A.: Pues es como el colectivo de “la juventud”,”las mujeres” o “la tercera edad”. Porque la tercera edad es algo muy interesante. La tercera edad de ahora mismo eran hippies. Por edad, biológicamente, pudieron estar en Woodstock y pudieron tomarse ácidos en Ibiza, pueden estar todavía en Goa dando bailes, o no. Igual estaban pagando un pisito con letras en el extrarradio viviendo el milagro económico español, o el milagro económico americano.  Por lo tanto me parece muy absurdo colectivizar tanto. Es necesario para entendernos, para dar a conocer las cosas, pero no puede haber nada más falso.

Acuérdate de lo que Nacho siempre cuenta de cuando él era pequeño y empieza a pensar “a lo mejor” y a sentir, y a saber, y a descubrir y piensa: ”pero no debo ser gay, porque los que salen en las revistas no me gustan nada. A mi me gusta Alfredo Landa y este señor no sale en las revistas para gays”. Creo que siempre pecamos de lo mismo, da igual que sean los setenta que ahora. Incluso los setenta eran bastante más plurales en cuanto al retrato masculino y femenino que hoy en las revistas para señoras, para señores, para gays y para todo el mundo.

DrX: Antes de Mario Vaquerizo en tu currículum sentimental constan, que yo sepa, un novio zombie, Frankenstein y Vampirella  ¿Tendremos que revisar la variedad afectivo-sexual en nuestra web?

A.: (Risas) Podrías incluir a Chewbacca. Yo ampliaría incluso especies. Cuando haya extraterrestres entre nosotros y nos relacionemos con ellos podremos incluso hibridar. Abierta a todo.

DrX: En pocas de vuestras canciones abordáis el erotismo de forma explícita. Sin embargo la complejidad de las relaciones afectivas es uno de los temas recurrentes en vuestras letras. ¿La sexualidad no os inspira a nivel artístico?

A.: ¡Que curioso! Es verdad…(pensativa)…no…  y Nacho ha sido una persona mucho más mentalmente orientada hacia lo sexual que yo. Pero cuando escribe, lo hace más desde el cerebro y lo vengativo, no en la parte lúdica de la relación. Habrá que preguntárselo…

Soy tu dueña…artísticamente

DrX: Pero sí hay algunas referencias que conectan relaciones sentimentales tormentosas con elementos del mundo SM (Soy tu dueña, Me comeré tu piel, me beberé tu sangre) ¿Os interesa esa conexión entre el amor y el dolor, incluso físico?

A.: Artísticamente esa conexión es muy interesante. Cualquier conexión no especialmente feliz  es mucho más interesante a nivel creativo que las explosiones de felicidad en ese sentido.  Para mi hay otras explosiones de felicidad mucho más abstractas y químicas que sí que me inspiran más. Se nota cuando la letra es mía en esas canciones aunque Nacho, alguna vez, ha hecho algún ejercicio de estilo muy bueno desde la pura teoría, sin nada de practica. Es mucho más interesante el lado oscuro para la creación que el lado luminoso

DrX: Sin embargo con respecto a las drogas creo que sois el grupo que más canciones ha escrito sobre sustancias distintas: MDMA, ketamina, alcohol, 2C-B, trankimazín, LSD, heroína…

A.: …y en ¿Por qué a mi me cuesta tanto?, la coca. Era un encargo específico, una película que estaba dividida en las distintas situaciones por las que pasaba un personaje. Al final no se llegó a hacer, ya sabes, la de Manuel Toledano. En nuestro caso se refería al protagonista que se metía durante el fin de semana y cuando llegaba el lunes no podía parar de meterse y no podía volver a casa. Tenemos todo el espectro.

DrX: Sí, pero no precisamente desde la perspectiva moralista tradicional…

A.: En el caso de ¿Por qué a mi me cuesta tanto? sí se habla de una dependencia y de que la propia persona se está dando cuenta de que está atrapada. Pero la letra de Nacho es muy bonita, no está escrita como un ataque, es una reflexión de la persona. También hemos escrito otras canciones sobre ese lado oscuro que existe en las drogas, como en Cabezas Disecadas o Llegando hasta el final, que son canciones que hablan sobre la heroína. El resto son situaciones “luminosas”, la parte luminosa del aspecto.

DrX: Has declarado en alguna ocasión que “las drogas te llevaron a la Universidad”. ¿Nos lo podrías explicar?

A.: Es un gran titular que si se hiciera hoy, me llevaría a la cárcel. Es cierto en lo que se refiera a descubrir a Hoffmann, descubrir el LSD, ya no la teoría, sino la práctica. Yo venía con la teoría muy bien aprendida y pensando que ahí podía haber un camino y una vía, pero desde la pura teoría. Primero con Shulgin y luego con Hoffmann descubrí que era una realidad y que lo que me interesaba era…yo siempre había creído que cuando cumpliera los 25 años iba a hacer el acceso a la Universidad para estudiar Historia. En aquel momento me di cuenta de que no era sólo Historia, era también Antropología, Evolución, una especie de por qué muy grande que no pretendo resolver pero en que me apetece ahondar. Y es verdad, hay experiencias vitales que son un antes y un después y en mi caso lo es.

DrX: Es cierto que este tipo de “experiencias cumbre” están descritas, aunque tampoco son muy frecuentes. Yo sólo conozco personalmente unos pocos casos (entre ellos el tuyo).

A.: Acuérdate de los experimentos de Leary que mostraban que si a un sacerdote le das LSD va a tener una visión porque está en ese “trip”. Yo creo que estaba en ese camino de los 30 años y de estar pasando a otra cosa. Y que yo soy así,cada uno es como es, ya está.

DrX: ¿Es cierta la historia de que Hoffmann te tiró los trastos?

A.: Es cierta, pero no tiene mucho mérito porque se los tiró a todas. Me llegó a tocar el dedo gordo del pie. Además yo estaba con mi novio y  tampoco soy tan fulana como para irme así como así por unas gotas de ácido. Hoffman era muy encantador, ciertamente admiraba al género femenino y profesaba esta admiración todo lo que podía

DrX: ¿Y alguna anécdota particular que recuerdes sobre Shulgin?

A.: Shulgin era un amor al igual que Ann, su mujer. No los puedo separar porque los conocí juntos y los traté siempre juntos. Yo nunca conocí a Timothy Leary, pero Shulgin debe ser lo contrario. Una persona centrada, seria, que incluso no se abre hasta ver que la persona que tiene delante le da confianza, que a partir de ahí era como un gran oso abrazable. No puedo decir nada que no te pueda decir todo el mundo, porque es que es verdad, eran dos seres adorables, casi inocentes. Eran como verdaderamente la tercera edad de la que estábamos hablando y que no tiene nada que ver con las personas que ves en los medios de comunicación habituales.

Antonio Escohotado con Alaska

DrX: Antonio Escohotado también es amigo tuyo…

A.: Antonio, aunque tenga cien años,  nunca va a pertenecer a la tercera edad. A Antonio siempre lo voy a ver como un joven vital y un zorro agudo, que es lo que es y siempre lo será.

DrX: Este interés académico por las drogas es una de tus facetas que no es muy conocida por el gran público. Hay pocas personas que hayan conocido en persona a casi todos los personajes más representativos de la cultura psicodélica mundial. Escohotado, Shulgin, Hoffmann

A.:Jonathan Ott. Me acuerdo de su biblioteca la noche que me quedé a dormir en su casa de Veracruz en Jalapa. No pegué ojo porque  cada vez que pensaba en irme a dormir decía “aaah…¿qué libro es ese?” y no podía parar. ¡Increíble! He tenido mucha suerte. Y en los congresos maravillosos del Escorial en los que luego he conocido a gente como Juan Carlos Usó.

DrX: ¿Crees que es posible un uso responsable de drogas? ¿Crees que, como en tu caso, es importante saberse bien la teoría antes de pasar a la práctica?

A.: El uso responsable no es un aspecto general. Todos pecamos en algo y todos tenemos ciertas debilidades. Ninguna de las drogas es una debilidad para mí, sin embargo la comida sí lo es pero es legal y lo único que hace es engordarme. Es eso que ocupa mi mente y que me obliga a hacer un esfuerzo y entonces entiendo lo que puede ser con el tabaco o con cualquier otra sustancia. Ninguna droga, ni siquiera las que me parecen interesantes hacen que yo pueda tener un interés más allá de algo tan esporádico que casi es anecdótico. Pero eso tiene que ver con mi carácter.

El uso responsable primero tiene que ver con la información. Y allí es donde estamos metiendo la pata desde hace cien años. Mientras a ti te hable de drogas gente que no sabe de drogas tú te cierras y no quieres escuchar, sobre todo si eres adolescente. Si quien te habla tiene un conocimiento médico, científico, práctico, no moralista, vas a estar más dispuesto a escuchar.

Pasa lo mismo con el sexo. En este caso va muy unido a cosas que ya hemos hablado. A mi me han comentado en Instagram “Ya está la facha del PP diciéndonos que nos pongamos el condón”. Si el PP no te manda poner condón ¡imbécil!, es que lo tenemos todo mezclado. No es una cosa paternalista, quien tiene experiencia y conocimientos te puede decir las verdades, las puedes escuchar o no, pero por lo menos están.

Alaska, Fernando Caudevilla y Natalia Perez de Energy Control en una ponencia sobre MDMA

DrX: Pero enfoques como el de Energy Control todavía se consideran en muchos entornos como políticamente incorrectos.

A.: Pues no sé si será “políticamente incorrecto” pero creo que es lo correcto, lo que hay que hacer. Hablar abiertamente sobre tabús: la prostitución, el sexo, la ebriedad en cualquiera de sus expresiones. No sirve ocultarlas o prohibirlas, porque ni las vas a ocultar ni las vas a erradicar.

Ofrecer información permite que las cosas sean lo más sanas y seguras posibles. Lo mismo, creo que nadie quiere pillar una sífilis, pero si te dicen que por masturbarte te vas a quedar ciego acabarás pillando una sífilis o cualquier otra cosa peor porque no vas a hacer caso absolutamente de nada.

Yo sí tengo una cierta decepción. Tengo una edad suficiente para haber creído que con el paso del tiempo ciertas cosas, desde embarazos no deseados a enfermedades de transmisión sexual, no íbamos a tener ni que estar hablando de ellas a estas alturas. Vengo de una generación que es quizás la primera que empieza a estar informada de ciertas cosas, la primera que pilla la píldora anticonceptiva legal en España, y vale, estaba la excusa de que nuestros anteriores no tenían información. Pero ahora tenemos información y seguimos teniendo embarazos no deseados, ITS…Es más, los chicos hoy en día ni saben lo que es el SIDA. Les han contado que un tío suyo murió de SIDA, o algo del yonki de abajo del barrio pero no saben lo que es.

DrX: Y hay gente joven que opina que “casi es mejor cogértelo ya porque te tomas el tratamiento y punto”.

A.: A ese nivel sí que siento una gran desilusión, desde la perspectiva que me ha tocado vivir, con respecto a lo que imaginaba que iba a pasar en veinte años.

DrX: “Si hasta Dios sabe lo tuyo que se entere todo el mundo” ¿En que casos crees que está justificado el outing?

A.: ¡Nunca! Creo que nunca. Podría creer que en un político que ha votado determinadas leyes en contra de matrimonios, de derechos o de tratamientos, porque yo esto lo he vivido. Pertenecía a FASE (Fundación Anti Sida de España) y sé muy bien la respuesta que había en las Administraciones y las dificultades que ponían al acceso a ciertos medicamentos. Si a lo mejor se trata de un político que luego te enteras de que es gay, pues es para matarlo. Quizá en ese sentido sería un “outing moral”. Pero creo que nunca, porque yo no soy quien para meterme en la vida de nadie.

Y como siempre hablamos, el outing final son las drogas. Pero en este caso tampoco estoy a favor. Cada uno que gestione su asunto como quiera.

Todo sería mucho más fácil si toda la gente que no es peluquero, presentador de televisión, diseñador, bailarín contara que es gay. De hecho hoy en día ya lo ves, las señoras y los señores que van viendo por ejemplo Jesús Vázquez, un chico que ven tan mono y que en principio no es lo que ellos consideran una loca o una chica como Dulceida que es tan mona tan guapa y entonces piensan ”mira no, yo creía que las lesbianas eran todas camioneras”. Es que sigue habiendo estos estereotipos . Todo ayuda,  por supuesto ayudaría muchísimo que lo digan el fontanero y el banquero que te atiende. Pero cada uno que haga lo que quiera.

DrX: El “chemsex” (entendido como uso problemático de drogas vinculado al sexo en gays) ha sido noticia en los medios de comunicación a través de reportajes más bien sensacionalistas desde hace un par de años.¿Crees que es un fenómeno nuevo y exclusivo de los gays?

A: No lo he visto en profundidad, pero en general el nivel me parece como el de la “droga caníbal”.

Estaba pensando  que cuando yo era adolescente, había un mundo que me fascinaba y que no alcanzaba (claro, no había Internet). Me acuerdo que vi “A la caza” con Al Pacino ¿diez veces? Imagina…esta barbaridad del fist fucking, el código de los pañuelos, hacer cruising por Central Park, hablando del sexo en grupo en un ambiente únicamente homosexual masculino , en entornos SM, con los códigos de cuero, me fascinó… Es del año 1980 y esa realidad ya existía.

Hay cosas que siempre han existido y siguen existiendo. Y si nos metemos en la vorágine del sexo en heterosexuales nos encontramos con Casanova y Sade, el swinging y los clubs de intercambio de parejas…. No es nada nuevo. ¿Qué sea más o menos visible? La escala es la que cambia siempre. Es como la escala de lo que tu puedes contar en Cáñamo, tiene una repercusión distinta a si ese titular se dinamiza en otro lado. Con esto pasa lo mismo, obviamente. Si alguien nos dice a nosotros que alguien se mete popper, nos entra por un oído y nos sale por otro, forma parte de nuestra realidad. Si te lo venden en un reportaje sensacionalista con cámara oculta se convierte en otra cosa.

Pero si entráramos en las alcobas de los heterosexuales de bien, los grabáramos y luego los pusiéramos en un reportaje sensacionalista la visión del sexo sería muy distinta.  ¿Qué pasa?, ¿ solamente hacen el “misionero”? Pues no… Seguramente harán cosas superguarras que están fenomenal que las hagan, pero pertenecen a su ámbito privado. Tampoco sé si la sexualidad y las drogas son más visibles en el mundo gay ahora. Si te vas a una rave cualquiera de entre chicas y chicos, o a los sitios de intercambio de parejas, las drogas (según como las tomes, que ya sabes que yo soy menos lúdica) forman parte de la vida y del ocio, de la diversión de las personas, igual que el sexo, luego es normal que haya una esfera en la que coinciden ambas.

DrX: En nuestra web hemos pretendido presentar el fenómeno desde muchas perspectivas. Desde los usos recreativos y no problemáticos hasta los problemas graves. ¿Se te ocurre alguna de vuestras letras que ilustre la cara oscura de la relación entre sexo, noche y drogas?

A.: Creo que no ¿Tú cual dirías?

DrX: Si tuviéramos que hacer un spot para el Proyecto yo os pediría ¿Por qué a mi me cuesta tanto?

A.: Ya, es de las pocas que refleja un problema. Las otras son más bien como de “San Pablo se cae del caballo y ve la luz”. Son más epifánicas.

DrX: ¿Has visitado la web?

A.: Sí, y me metí en penetración vaginal. En una web en principio destinada a un público gay, que también se cuente esto, me parece muy bien. Porque no solamente puede entrar en la web un chico homosexual o una lesbiana. No es algo sectario. Y me encanta la parte de imagen, las ilustraciones, cómo está montada la web. Es fácil, es simple, pero al mismo tiempo es profunda. No es una web que abras y te parezca aburrida, vas viendo que hay información.

DrX: Cuando te entrevistan ¿te da mas pudor hablar sobre tus experiencias con drogas que sobre tu sexualidad?

A.: Sí, porque como yo no pierdo el control nunca, ya sabes que soy germánica, estoy pensando todo el rato en las consecuencias y en los coñazos. Antes podías ser explícito en medios especializados. Hoy en día no existen y al día siguiente está el titular en Twitter sacado fuera de contexto que te lleva a que te demanden. Entonces es un coñazo.

Es una de las razones por las que Nacho se está planteando no volver a conceder una entrevista en su vida. Porque no quiere estar pensando que si dice “azul” tiene que pensar “aaay….los que les gusta el azul se van a enfadar”. Así que ya veremos cuando salga el próximo disco.

Una cosa que me he acordado cuando hemos hablado de esto. Tu es que eres muy pequeño. Cuando se estrenó “A la caza” con Al Pacino, yo creo que sería en Nueva York,  hubo boicot por parte del “colectivo”, por lo que decían que reflejaba. Me acuerdo perfectamente, entonces recogía noticias de todo, “el colectivo homosexual se manifiesta contra la película”. Esa hablaba de un asesino en serie que mataba maricones, que venía a justificar que como llevaban una vida tan disipada que como no los iban a matar si llevaban una vida que era lo peor. Vale, de acuerdo. Pero estás negando que hay homosexuales que van a bares de leather, que les gusta el fist fucking y que se meten poppers. Que a ti no te guste no quiere decir que no exista. Es como lasoque dicen que las maricas que tienen pluma no los representan o que en el orgullo gay no se identifican porque son todo culos  De acuerdo, puede que seas un señor con traje y no te gusta que se te represente con una transexual brasileña. Pero es que la transexual brasileña también existe. Entonces si vas a la manifestación habrá transexuales brasileñas y señores con corbata.

Alaska con Alexander Shulgin

DrX: Visto con perspectiva qué crees es más “políticamente incorrecto” ¿Ser portada de Interviú en 1986 con el titular “He hecho el amor con una mujer” o afirmar que “Las drogas me llevaron a la Universidad”?

A.: Creo que a día de hoy el último armario son las drogas.

El sexo ya no porque aunque haya sectores que te estigmaticen, son sectores que no tienen nada que ver contigo. Son los que ponen una bomba en la Fresh Gallery por una Piedad. Como es un mundo que no te toca, como que da igual. Pero el mundo del ostracismo que incluye al uso de sustancias, entre las que incluyo al alcohol, que están todas alcoholizadas pero ellas no lo ven, sigue siendo una barrera infranqueable, todavía a dia de hoy, entre grupos de amigos, de compañeros de trabajo… Por eso incluso el que tiene problemas no los dice, porque no se aborda con naturalidad. Tu, como amigo, muchas veces tienes dudas, este amigo mío, ¿está bien o no está bien? Porque siempre te dirá “estoy fenomenal, yo me meto una vez al mes”…dices…”pues yo diría que todos los días”… Sigue habiendo una imposibilidad de hablar con normalidad de estas cosas. Se ve en la tele en los programas masivos donde todo el mundo es ya homosexual, bisexual, pero las drogas siguen siendo un arma de acusación. Ignoramos el uso que puedan tener las personas de ellas, sigue siendo un arma.

DrX: Te dije que en esta entrevista no pretendíamos indagar sobre aspectos íntimos o personales, pero hay una última pregunta que no puedo evitar. Es lo que le preguntaron Martes y Trece a Madonna en su mítica entrevista….¿dónde se pone Alaska el termómetro cuando tiene fever?

A.: En el sobaco…que es lo más triste del mundo.

DrX: Vaya…pensaba que me ibas a decir “las divas nunca tenemos fever”.

A.: Las divas tenemos mucha fiebre. Sigo usando el termómetro de mercurio en el sobaco…que igual es una parafilia nueva.

(Entre risas) DrX: ¿Alguna intimidad inconfesable que no hayas contado en una entrevista?

A.: …No tengo yo muchas intimidades. O bueno, si ponemos la webcam descubriremos que también. Lo que pasa es que no he hecho nunca nada que no esté en cualquier página porno. (otra vez risas)

Pin It on Pinterest

Share This