¿Cómo dosificar la MDMA?

La forma en cómo dosificar correctamente la MDMA dependerá principalmente de tres factores: nuestro peso, del formato de la sustancia (polvo/cristal o pastillas) y su pureza o concentración.

Recomendaciones generales

  • Se recomienda el uso de la vía oral: Es la vía de administración que conlleva menos riesgos. Si se utilizan otras vías, como la esnifada, las cantidades deberían de ser inferiores. En la vía esnifada, los efectos sólo duran una hora aproximadamente, son más estimulantes y tiene más riesgos asociados. Si lo que buscamos con la MDMA es ese colocón de amor y buen rollo, esta no es la vía más adecuada. En cambio, si lo que buscamos es estimulación, entonces no sea ni la vía ni la sustancia adecuada, debido a su corto efecto al esnifarla y la resaca que puede llegar a producir.

  • Los efectos aparecen entre los 20 minutos y la hora por vía oral: El tiempo varía dependiendo de la persona y si se ha comido anteriormente, así que ten paciencia si te planteas tomar otra dosis. Es recomendable que al tomar éxtasis se haga después de haber hecho la digestión, de esta forma se reduce la posibilidad de vómito durante el subidón.

  • El subidón se estabiliza después de 5 – 20 minutos: Para algunas personas puede ser muy intenso, incluso agobiante. Si te ocurre busca un lugar tranquilo hasta que pase.

  • Espera 3 o 4 horas antes de tomar otra dosis: La MDMA tiene fases de subida y bajada a lo largo del tiempo, como una montaña rusa. Si se redosifica antes de tiempo en una de estas bajadas, nos arriesgamos a que se ajunten las subidas de las dos dosis, facilitando que aparezcan efectos no deseados.

  • Se recomienda que las dosis suplementarias sean iguales o inferiores que la primera: La primera dosis ‘marca un techo’, es decir, que las dosis suplementarias no potencian los efectos, sino que los mantienen o aumentan los no deseados.

  • No se recomienda tomar dosis superiores a 250 mg en una sesión: Superar estas cantidades podría provocar un aumento de los efectos no deseados e intensificar la resaca de los días siguientes. También hay estudios en modelos animales  que demuestran al superar esta cantidad se producen efectos neurotóxicos.

  • Deja un mes entre toma y toma: Un consumo habitual hará que se desarrolle tolerancia más rápidamente, es decir, se necesitará más cantidad para notar los efectos. Sin embargo, el consumo de dosis mayores aumentan los efectos secundarios, producen efectos más estimulantes (en lugar de buen rollito). Con el M, menos siempre es más.

  • Evita confusiones, es mejor preguntar qué sustancia es exactamente la que vamos a consumir: Es importante no confundir el ‘cristal’ con ‘crystal meth’, que hace referencia a metanfetamina.

Dosificación

La dosis depende del peso, pero también hay otros factores que influyen, como la tolerancia, el contexto, nuestro estado emocional, etc. Las dosis que se muestran a continuación son orientativas por vía oral:

  • Dosis suave: tu peso multiplicado por 1
  • Dosis media: tu peso multiplicado por 1’5
  • Dosis alta: tu peso multiplicado por 2

Dosificar en pastillas

  • La cantidad de pastilla a tomar dependerá de la concentración de MDMA que lleve: Para conocerla puedes analizar la pastilla en nuestro Servicio de Análisis. Si no  es posible acceder a nuestro servicio, también puedes consultar los resultados de las pastillas que vamos analizando en esta App

  • Si no es posible conocer su composición, lo recomendable es tomar 1/4 y esperar sus efectos: Ten en cuenta que hay pastillas que superan los 250 mg recomendados.

Dosificar en cristal

  • Mejor en ‘bombitas’ o cápsulas, que en ‘chupaditas’ o en la bebida: Al tomar el MDMA en ‘chupaditas’, o en la bebida, se consiguen efectos más estimulantes que empatógenos (buen rollo).  Además,  es más difícil calcular la dosis que se está tomando, siendo así más fácil que se acabe tomando más de la cuenta.

  • La cantidad de cristal en las ‘bombitas’ o cápsulas dependerá de la pureza: No es lo mismo tomar un cristal del 40% que del 80%, estas diferencias pueden significar reducir la dosis a la mitad. La única forma de conocer la pureza y adulteración es a partir de nuestro Servicio de Análisis.

  • Si no es posible conocer la pureza, se recomienda que la cantidad de las ‘bombitas’ sea tu peso multiplicado por 1 o 1’5: Recuerda que no se deben superar dosis de 250 mg, en un gramo ésto representa 1/4 y en medio gramo la mitad.

Pin It on Pinterest

Share This