¿Qué interacciones hay con las drogas y la PrEP o la PEP?

 

PrEP y drogas

La profilaxis preexposición (PrEP) frente al VIH es una herramienta preventiva que consiste en la administración de fármacos antirretrovirales a personas seronegativas al VIH que no utilizan el preservativo (o no lo hacen de forma constante) en sus prácticas sexuales,, con el objetivo de reducir la probabilidad de adquirir la infección. Los medicamentos que se utilizan como PrEP son tenofovir disoproxil fumarato (TDF) junto con emtricitabina, ambos combinados en un único comprimido. La toma de la PrEP se ha asociado a un reducción muy significativa del riesgo de adquirir el VIH si se toma tal y como ha sido prescrita.

Existen dos pautas para la toma de la PrEP. La pauta diaria que implica tomar un comprimido diario. En la pauta a demanda, se tomaría 2 pastillas entre 2 y 24 horas antes de la práctica sexual, otra pastilla 24 horas más tarde y finalmente otra pastilla a las 48 horas de la primera toma. 

No se han comunicado interacciones conocidas entre los principios activos incluidos en la PrEP (tenofovir DF y emitricitabina) y las principales drogas de uso recreativo. Pero, aunque no se haya probado clínicamente, sí que puede existir un riesgo teórico con algunas sustancias, por lo que convendría preguntar al/la médico/a que te prescribe la PrEP si existe alguna interacción con cualquier otro medicamento o sustancia que puedas estar tomando (incluidas las sustancias de gimnasio).

PEP y drogas

La profilaxis post-exposición (PEP) es un tratamiento de urgencias que se dispensa en hospitales. Puede solicitarse antes de que hayan pasado 72 horas después de la práctica de riesgo y cuanto antes lo solicites tras la exposición la eficacia será mayor. Se suele recomendar cuando se ha producido una práctica sexual de alto riesgo de VIH y/o se desconoce el estado serológico al VIH o la carga viral de la persona con el VIH está detectable. El tratamiento consiste en la toma de una combinación de tres fármacos antirretrovirales durante 28 días.

Al igual que sucede con la PrEP, convendría preguntar al/la médico/a que te ha prescrito la PEP si existe alguna interacción con cualquier otro medicamento o sustancia que puedas estar tomando (incluidas las sustancias de gimnasio).

Pin It on Pinterest

Share This