p

En este artículo, realizaremos un resumen con los puntos más interesantes (a nuestro juicio) de esta publicación, que permita a la persona lectora introyectar la información más interesante, en el menor tiempo posible.

Obviamos la parte introductoria que habla de la sustancia, si quieres hacer una introducción para tener toda la info fresquita, puedes hacerlo aquí: MDMA

Sexo y MDMA

Para comenzar, conviene señalar que las experiencias sexuales no son solo físicas, sino psicológicas. De hecho, se podría decir que son casi más psicológicas que físicas y que cada persona lo vive de forma diferente (carácter subjetivo), por lo que añadir a esta experiencia MDMA supone “sentir” desde un estado alterado de conciencia. Es decir, va a ser diferente y única esta experiencia. Aunque no todas las personas señalan a dicha experiencia como “tántrica” o “de éxtasis” (nótese que aquí nos referimos a la sensación, no a la sustancia, jeje), sí que parece haber acuerdo en que es intensa.

Durante las relaciones sexuales bajo la influencia de la MDMA, las sensaciones físicas se incrementan y toman un cáriz bastante sensual.  Sin embargo, muchas personas con pene presentan dificultades de erección bajo los efectos de esta sustancia. Otras, aunque en menor medida, presentan erecciones más intensas. Por otra parte, en personas con vulva, parecen incrementarse la líbido y la lubricación vaginal.

Los besos se vuelven más húmedos, las caricias se tornan tremendamente placenteras al agudizarse el tacto. Las prácticas sexuales con penetración ( intentemos desprendernos de la visión coitocentrista del sexo) se vuelve más intensas, ya que, el tacto y la fricción, se intensifican y se aglutinan muchos estímulos en la zona genital.

Tenemos que destacar también, que en algunos casos el orgasmo se resiste bajo el influjo de la MDMA, pero como comentábamos, éste tampoco debería ser nuestro objetivo, sino disfrutar del camino, el “aquí” y el “ahora”, llegando incluso a transgredir el plano físico y llevándonos al plano de la Consciencia. 

La desinhibición que da la MDMA, la estimulación de los sentidos, la experiencia sexual de este tipo y la sensación de “fusión”, sólo es conseguida por las personas que practican yoga tántrico. Esta conexión transpersonal permite a las personas participantes tener la certeza de que la otra u otras personas también están en el mismo estado de trance. Es posible, que surjan visiones recurrentes de “fusión” o de “éxtasis oceánico”.

Tantra

Si quieres saber más acerca del Tantra, te recomendamos que leas el artículo original, ya que hace una breve introducción a los diferentes enfoques e implicaciones que supone.

Las experiencias de “fusión” que se experimentan en el Tantra, no son solo atribuibles a ello, también son estudiadas por la psicología transpersonal. Stanislav Grof, psiquiatra y uno de los impulsores de la rama de psicología transpersonal, que ha dedicado toda su vida también al estudio de la consciencia, ha cimentado su estudio de campo en la autoexperimentación y en miles de ensayos con LSD y Respiración Holotrópica, define así las experiencias de unidad o fusión:

Quizás la experiencia transpersonal más familiar sea la que afecta a nuestra relación con las personas más próximas. Así, por ejemplo, cuando hacemos el amor, o cuando compartimos un momento de éxtasis con los demás, la demarcación habitual entre tu y yo parece desvanecerse. Entonces comprendemos súbitamente que nuestra conciencia es completamente independiente de nuestro cuerpo. Las dos conciencias se entremezclan y terminan fundiéndose desafiando las fronteras físicas que normalmente consideramos inamovibles. Esta experiencia también puede ir acompañada de la unión con la fuente creativa de la que procedemos o de la que formamos parte.

Podríamos denominar a este tipo de conexión transpersonal con otra persona como «unidad dual». Se trata de experiencia que puede ocurrir durante la práctica de ciertas disciplinas espirituales –especialmente el yoga tántrico- o durante períodos de gran conmoción emocional –como una alegría extraordinaria, la muerte de un ser querido, el nacimiento de un niño o la ingesta de sustancias psicoactivas, por ejemplo-. Las experiencias de unidad dual –en las que tenemos la sensación de fundirnos completamente con otra persona manteniendo, sin embargo, nuestra propia identidad- son también frecuentes entre la madre y el bebé durante el embarazo y la lactancia (…)


(S.Grof 1992).

“Este tipo de experiencias transpersonales suelen ir acompañadas de una comprensión profunda del papel que desempeñan las fuerzas primordiales de la naturaleza, una toma de conciencia de las leyes primordiales que gobiernan nuestra vida y una valoración de la extraordinaria inteligencia que sustenta todos los procesos vitales… A medida que penetramos en el dominio de lo transpersonal experimentamos la disolución de los límites temporales en los que se asienta nuestra existencia cotidiana”.

(S. Grof, 1992).

 

Similitudes entre el yoga tántrico y el sexo con MDMA

La persona que practica tantra (tantrik), debe hacer una serie de ejercicios/rituales que ponen a prueba el aguante y disciplina que tiene. Requiere de una preparación física y mental para alcanzar la cumbre. Para alcanzarla, la persona tantrik sigue unas directrices de cuidado del cuerpo, dieta estricta, etc. También extrema los cuidados para con lo emocional/espiritual mediante meditación, ayuno, técnicas de contemplación y mantras.

Por otra parte, también realiza actividades para fortalecer los músculos del pene (lingam) y los que permiten  (o no) el paso seminal, así como los músculos de la vagina (yoni). Ha de dominar técnicas de respiración que les da paso a diferentes estados alterados de consciencia y modifican sus funciones biológicas.

Hay una serie de factores, tal como detalla el artículo original, que provocan que el tiempo en el que los efectos de la MDMA están presentes en nuestro organismo, se dé un periodo muy propicio para la práctica del sexo tántrico:

  • El fortalecimiento de las funciones genitales que la persona con pene que practica tantra realiza, se sustituye por la facilidad de ella para tener erecciones más “poderosas”, en bastantes casos.

  • La inhibición del orgasmo que provoca la MDMA supone mantener el estado de excitación anterior al orgasmo durante más tiempo.

  • Se experimenta un estado de consciencia que se caracteriza por la simplicidad y la plena disposición a la entrega (como en el tantra).

  • Se produce un salto a nivel psíquico del ámbito genital al espiritual, que aporta trascendencia.

  • La sensibilidad e introspección aumentan. Las experiencias de “fusión” se anclan en lo transpersonal, lo que provoca el éxtasis y la alteración de la consciencia

Preparación previa

No todas las personas que usan MDMA para mantener relaciones sexuales, llegan a los niveles de unión o éxtasis que se describían unas líneas más arriba, como bien indica el autor del artículo original, hay muchos factores que median en la experiencia, como el estado emocional de la persona, o o el contexto. Ya se ha comentado, que para muchas personas con pene, la erección se dificulta, o que la edad, el peso, el estado de salud mental, etc, hacen que los efectos vayan a ser diferentes en cada persona. 

Además, la MDMA no provoca daños neurológicos, si se toma una vez al mes máximo, pero sí provoca tolerancia, que aumentará si el consumo es frecuente.  Lo que irremediablemente va a hacer que pierda “esa magia”, de forma muy rápida, si el consumo se da con esta periodicidad.

Set y Setting

Hablamos de la preparación física y psíquica (set)  y del entorno (setting).

Set

Si tienes el ánimo bajo, estás pasando por una mala racha, es mejor que reconsideres si realmente es esto lo que quieres y te apetece, valorando placeres y riesgos (in situ, y posteriores).

“En la práctica del za zen el silencio interior es la fuente que nos eleva al Samadhi, a la consciencia pura. El practicante zen abandona sus pensamientos sin detenerse en ellos y no ejecuta acción ante ellos, dejándolos marchar. Esta es una forma básica aunque difícil de conseguir el silencio interior con el fin de «dejarnos ir» en las fases más avanzadas de  experiencia tántrica con MDMA”. Es decir, no vayas con expectativas de llegar a un fin concreto, vacíate de ellas y simplemente disfruta de lo que estás viviendo.

El autor, señala como recomendación la realización de actividades relajantes previas a la sesión de tantra y MDMA. Esto ayudará a mantener un estado anímico tranquilo y a que nuestro cuerpo vaya entrando en la misma frecuencia.

En cuanto a la alimentación, respetar la no ingesta de alimentos desde cuatro a dos horas antes de la experiencia con MDMA y tantra. La alimentación de ese día, ha de consistir en un buen desayuno, una comida con alimentos que favorezcan una digestión ligera.

“La higiene corporal también es importante, por lo que no estaría mal dedicar nuestro tiempo previo a darnos un baño relajante en compañía de nuestra pareja y llevar a cabo un ritual mutuo de limpieza eliminando impurezas y preparando la fachada del «Templo» para los acontecimientos venideros.”

Setting

Intenta planificar la sesión con antelación, esto te permitirá escoger las medidas necesarias para que la experiencia sea aún más positiva. 

Algunas preguntas que puedes plantearte, según lo que quieras, son: 

  • ¿En qué horas lo harás? (Quizás un par de horas antes del crepúsculo puede ser buena opción para no acostarte tarde y cuidar el ciclo del sueño. También podrás disfrutar de la puesta de sol, recuerda que la MDMA modifica cómo percibimos el entorno, y esta opción puede resultar aún más bella)
  • ¿Vas a hacerlo en casa o en otro lugar? 
  • ¿Quieres música o no? (Esto puede dar un toque más profundo y relajante a la experiencia. Quizás algo tipo ambient o chill out, si te gusta).
  • ¿Has buscado un espacio cómodo para cuando paséis a la parte más explícitamente sexual? (Quizás un lugar con velas, cojines, incienso…).

  • ¿Qué iluminación usarás? (Una luz tenue e íntima puede crear un ambiente muy sexy y favorecedor de la experiencia. Las personas practicantes de tantra, sostienen que ha de primar la luz violácea.)

  • ¿Has pensado utilizar juguetes? ¿Tienes lubricante? ¿Aceite para masajes?

  • ¿Tienes agua o zumo para hidrataros? (Recuerda que la MDMA deshidrata bastante!)

  • ¿Tienes preparadas las dosis de MDMA previamente? (Esto ayudará a reducir riesgos, que hayas podido preparar con tranquilidad la dosis, envolverla en la bombeta, y tener el control de lo que vas a consumir. Y sí además, lo has llevado previamente a analizar, te evitarás sorpresas.)

  • Cualquier otra pregunta que consideres que es necesaria e importante para tu preparación de la experiencia, ¡planéala y plantéala!

 

agsdi-file-pdf

Parte 1

Del Pino, R. (2020). MDMA, Sexo y Tantra. Parte 1. Spannabis Magazine, 71–82.

agsdi-file-pdf

Parte 2

Del Pino, R. (2020). MDMA, Sexo y tantra. Parte 2. Spannabis Magazine, 68–80

Hablemos de Chemsex – Episodio1: Fernando Caudevilla

Hablemos de Chemsex – Episodio1: Fernando Caudevilla

La red de UNAD presenta Hablemos de Chemsex, un podcast para quienes quieran combinar el sexo y drogas de forma segura, un espacio para la reflexión con experiencias en primera persona. La intención de estos podcasts es indagar desde la perspectiva de la reducción de riesgos y daños, la educación sexual integral poniendo los placeres y los cuidados en como herramienta de preventiva.

leer más
Psicosis por chemsex

Psicosis por chemsex

“He creado este documento porque yo mismo lo he experimentado, y porque sé lo común que es, lo aterrador que puede ser. A todos mis amigos y colegas que he consultado y que me han ayudado a entenderlo mejor… gracias a todos vosotros.

David Stuart.”

leer más
¿Cuáles son las drogas que más daño suponen en términos absolutos?

¿Cuáles son las drogas que más daño suponen en términos absolutos?

El presente artículo, publicado en “The Lancet” en 2010, realiza una revisión sistemática, donde se analizaron los datos obtenidos a través de un análisis de decisión multicriterio (MCDA) sobre los daños causados por las drogas. Los daños se evaluaron según un nuevo conjunto de 16 criterios desarrollados por el Advisory Council on the Misuse of Drugs (el comité del Gobierno del Reino Unido sobre el consumo de drogas). Se convocó a un grupo de especialistas en los daños causados por las drogas para que establecieran las puntuaciones de 20 drogas representativas del Reino Unido y que abarcan la gama de daños potenciales y el alcance del consumo. Los participantes puntuaron los daños relativos de cada droga en cada uno de los 16 criterios, y luego evaluaron las puntuaciones de los criterios para garantizar que las unidades de daño fueran equivalentes en todos los criterios. El cálculo de las puntuaciones ponderadas proporcionó una puntuación compuesta en dos dimensiones, el daño al individuo y el daño a la sociedad, y una puntuación de daño global ponderada.

La interpretación de los resultados apoyan los trabajos anteriores de los expertos del Reino Unido y de los Países Bajos sobre la evaluación de los daños causados por las drogas, y muestran cómo el enfoque mejorado de puntuación y ponderación del MCDA aumenta la diferenciación entre las drogas más y menos dañinas. Sobre la base de estos datos, está claro que el actual sistema de clasificación de drogas del Reino Unido no se basa simplemente en el análisis de los daños.

Los resultados obtenidos tras la normalización de los datos fue, por este orden:  el alcohol, con una puntuación general de 72/100, fue considerado el más dañino, seguido de la heroína con 55/100, luego el crack con una puntuación de 54/100. Solo ocho drogas obtuvieron, en general, 20 puntos o más.

leer más
¿Es la adicción a las drogas una enfermedad cerebral?

¿Es la adicción a las drogas una enfermedad cerebral?

El paradigma que prevalece entre los investigadores de neurociencia, según el cual la adicción es una enfermedad del cerebro, no está respaldado por pruebas y contribuye a la injusticia social, afirman los autores Marc Grifell y Carl Hart. Esta idea tiene una gran influencia en la financiación y la dirección de la investigación, así como en la forma de ver el consumo de drogas en todo el mundo. Esta perspectiva ignora las formas en que los factores socioeconómicos contribuyen a los problemas de abuso de sustancias y contribuyen a políticas de drogas poco realistas, costosas y perjudiciales. Llevada al extremo, puede conducir a situaciones como la que se ha visto en Filipinas, donde miles de personas acusadas de consumir drogas ilegales han sido asesinadas por orden del presidente Rodrigo Duterte.

leer más
Correlatos de relaciones sexuales vaginales o anales sin protección con mujeres (SVANP), entre hombres que usan sustancias y que tienen sexo con otros hombres (HSH).

Correlatos de relaciones sexuales vaginales o anales sin protección con mujeres (SVANP), entre hombres que usan sustancias y que tienen sexo con otros hombres (HSH).

Artículo estadounidense donde se indagan las causas de transmisión del VIH a la población de mujeres heterosexuales, considerando la existencia de un «puente» entre esta población y la hombres que se identifican como bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) que no reconocen abiertamente su sexualidad.. Curiosamente, no haber salido del armario o tener niveles de homofobia interiorizada (HI) en HSH parece jugar un papel importante.

leer más
Asociación del uso de metanfetamina durante las relaciones sexuales con conductas sexuales de riesgo e infección por VIH entre las personas usuarias de drogas no inyectables.

Asociación del uso de metanfetamina durante las relaciones sexuales con conductas sexuales de riesgo e infección por VIH entre las personas usuarias de drogas no inyectables.

El chemsex está estrechamente vinculado a la cultura gay y, por ende, a hombres GBHSH. Pero, creer que los hombres cisgénero son los únicos que participan en estos entornos, puede ser un sesgo para al abordarlo y entenderlo.  Esta visión reduccionista no sólo invisibiliza otras identidades, también niega detectar posibles necesidades especiales. Por ejemplo, actualmente cada día existen más voces de personas trans que reconocen su participación en estos entornos, pero la información disponible sobre las posibles interacciones entre hormonas y drogas en esta población es casi nula.

Queremos hacer una mirada atrás para saber de dónde venimos y conocer a dónde podemos ir. En este artículo, de origen estadounidense realizado en 1998, nos muestran datos demográficos en relación al uso de metanfetamina para mantener prácticas sexuales y sus riesgos asociados.

¡Ojo al plato, y a los datos! Pese a no ser extrapolables, su valor recae en las reflexiones a las que podemos llegar.

leer más
Conectividad desconectada

Conectividad desconectada

En este artículo David Goldenberg explora las consecuencias en la salud mental de hombres adultos homosexuales, queer y adolescentes que utilizan aplicaciones y otros recursos en línea y de tecnologías para mediar y experimentar intimidad.

leer más
El desarrollo clínico del ácido gamma-hidroxibutírico, ácido 4-hidroxibutanoico, ácido oxíbico o GHB

El desarrollo clínico del ácido gamma-hidroxibutírico, ácido 4-hidroxibutanoico, ácido oxíbico o GHB

El descubrimiento del ácido gamma-hidroxibutirato (GHB) hace más de 40 años condujo a su uso inmediato como agente anestésico general. Investigaciones posteriores demostraron que el GHB es un compuesto endógeno en el cerebro de los mamíferos y la investigación actual sugiere que el GHB es probablemente un neurotransmisor. En los Estados Unidos, los informes de efectos anabólicos llevaron a su uso indebido entre culturistas durante la década de 1980, mientras que las propiedades tóxicas de la droga llevaron a su popularización como sustancia de abuso durante la década de 1990, sobretodo en el movimiento de las “raves”. El GHB se asoció con informes de agresión sexual facilitada por drogas y casos de dependencia física y abstinencia. Los esfuerzos para prohibir el GHB provocaron un mayor uso de análogos y profármacos del GHB.

leer más

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir Chat
1
Esríbenos tu consulta.
Escanea el código
Chem-Safe es un proyecto de Energy Control que ofrece información, asesoramiento y análisis de chems para gestionar el placer y el riesgo dirigido a personas que practican chemsex.

¡No vendemos drogas, aunque aceptamos lo que valen!